Devoción Diaria

"El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras jamás pasarán." - Mateo 24:35

¡Aquí les Va una Sorpresa Teológica!

Ahora bien, esto te pudiera parecer como una sorpresa: ¡El cielo, de la manera que es hoy en día, es temporal! Sé que esa declaración te podría inquietar, pero simplemente estoy citando a Jesucristo. Escucha lo que Él dice en Mateo 24:35. “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras jamás pasarán”. Ahora bien, Cristo no podía ser más claro. El cielo es temporal. Eso no quiere decir que cuando tú mueras no tiene la vida eterna. Si conoces a Cristo en esta vida, comienzas una relación eterna con Él. Y a pesar de que el cielo, de la manera que lo es hoy en día, es temporal, tú no pierdes esa vida eterna. Tu relación con Jesucristo es interminable; nunca se puede perder.

Así que te podrías preguntar, ¿cómo puede ser el cielo temporal? Bueno, en el libro de Apocalipsis, Cristo dice que después de Su regreso, el cielo nuevo y la tierra nueva serán uno. Por lo tanto, la vida eterna no se detiene con Cristo, pero el cielo, de la manera que lo es en la actualidad, es temporal. A pesar de lo incomprensiblemente maravilloso que es el cielo hoy en día, el cielo nuevo será aún mayor. ¡No te lo pierdas!

Imprimirse