Devoción Diaria

“Dejad a los niños venir a mí, y no evitará que ellos, porque ese es el reino de los cielos”. - Mateo 19:14

Fe como la de un Niño

Los padres empujaban a sus hijos con la esperanza de que el hombre famoso pudiera poner sus manos sobre ellos. Sus ayudantes, pensando que le estaban protegiendo de las exigencias indeseadas, trataban de alejar a los niños, pero ese hombre importante se enojó con sus ayudantes y les dijo, “dejad los niños venir a Mí”. Él tomó a los niños en Sus manos y los abrazó y los niños estuvieron entusiasmados. El nombre de ese hombre era Jesús. Él les mostró a sus discípulos (quienes hicieron eso con buenas intenciones) lo importante que son los niños para Dios.

Pregunta para ustedes: papá […] mamá […] ¿Dedica usted tiempo para sus hijos como lo hizo Jesús? El hombre que vivió una vida increíblemente ocupada, pero ¿no estuvo tan ocupado para los niños?

Con mucha frecuencia, la importancia de un niño se demuestra cuando le escuchamos o le damos un abrazo, cuando el tiempo es lo que ellos quieren y necesitan. En lo que trata con tus hijos, pídele al Señor que te ayude a ser como Jesús. No hay trabajo más importante que ese: aun si eres el Hijo de Dios.

 

Imprimirse