Devoción Diaria

"Que la gracia del Señor Jesús sea con ustedes". - 1 Corintios 16:23

Las tormentas de la Vida

Para este tiempo tú ya probablemente te has dado cuenta de que la vida no está libre de desafíos, de que tenemos que esperar dificultades y hasta tragedias. De hecho, Jesús les dijo a Sus discípulos “en el mundo tendrán aflicción, pero confíen, yo he vencido ‘las tormentas del’ mundo”.

Cada vez que enfrentas una tormenta, tu primera reacción pudiera ser de echar un grito preguntándote, “¿Por qué?” Ciertas tormentas vienen a nuestras vidas como consecuencia de nuestro propio pecado, pero muchas tormentas ocurren [aun] cuando nos encontramos viviendo en el mismo centro de la voluntad de Dios. Cuando no estamos haciendo nada malo; cuando estamos haciendo justamente lo que Dios quiere que hagamos. Ese fue precisamente el caso para los discípulos. Jesús les dijo que entraran en la barca y que fueran al otro lado del Mar de Galilea. Ellos estaban obedeciendo a Jesús, cuando de repente se encontraron en una tormenta horrible. La tormenta era tan mala que ellos ni siquiera sabían si iba a sobrevivir. Pero aquí es donde está el mensaje importante de ese acontecimiento: ellos sí sobrevivieron. Con la ayuda de Jesús, ellos de hecho sobrevivieron.

Tienes que aceptar el hecho de que tu vida no será un camino perfectamente suave. El camino a veces tendrá tropiezos, hoyos y curvas bruscas. Todos los caminos tienen esas cosas. Considera esas tragedias y dificultades como parte de la vida. Ven a Jesús para que te guíe y Él estará a tu lado mientras pasas por tus tormentas.

Imprimirse