Devoción Diaria

Y esta es la condenación: que la luz [Jesús] vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, porque sus obras eran malas. Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. - Juan 3:19-20

A LA LUZ

A la luz de toda la evidencia de la existencia de Dios, donde apenas, parece tan convincente para muchos de nosotros los que creemos, la pregunta es: “¿Por qué la gente no cree?” Dios nos da la respuesta en el primer capítulo de Juan. “En él estaba la vida….” En otras palabras, Jesús es la fuente de toda vida. “… Y la vida era la luz de los hombres.” Eso significa la iluminación de Dios, de la vida, su significado y propósito.

Juan añade “… y la luz brilla en las tinieblas y las tinieblas no prevalecieron contra ella.” Una razón importante por las que algunas personas no creen en Dios, es que simplemente no pueden comprender. Pero la razón principal de que el hombre no comprende la existencia de Dios es a causa del pecado del hombre. El hombre se puso una cortina de humo intelectual con respecto a la ideología ni respecto a la existencia de Dios, pero la razón principal de que el hombre no cree que Dios existe es a causa del pecado que hace que el hombre este en la oscuridad espiritual. Y porque el pecado es el deseo del hombre de estar en control y hacer las cosas a su manera, cuando la luz llega a los hombres corren de la luz, porque quieren seguir viviendo en la oscuridad, todavía quieren vivir su vida a su manera.

Jesús es la luz – la fuente de iluminación definitiva acerca de Dios y la vida. Vivir en la oscuridad es una tontería. Es hora de encender la luz y vivir.

Imprimirse