Devoción Diaria

“Aborreced lo malo, seguid lo bueno”. - Romanos 12:9

Amar a pesar de la maldad

¿Puedes odiar la maldad y ser una persona amorosa? Sí. Pero es cierto que eso no es algo fácil en el mundo de hoy. Con frecuencia, el mundo nos enseña que lo malo es bueno y lo bueno es malo. Pero la Biblia dice, “Aborreced lo malo, seguid lo bueno”. ¿Puedes tú hacer eso y aun ser una persona amorosa? ¿Puedes tú amar a una persona a pesar de su pecado? La respuesta a esas preguntas no sólo es “sí”, sino que es imperativo que lo hagamos. Dios nos ama a pesar de nuestro pecado y Él nos llama a amar de la misma manera que Él nos ama a nosotros.

¿Tan siquiera sabes lo que es la maldad? Típicamente, la maldad se considera ser lo que es dualistamente opuesto a la bondad. Permíteme sugerir esto: Jesús es el cuadro o la imagen perfecta de Dios en un hombre. Lo que Él dice ser malo en Su Palabra […] es malo. Lo que Él dice ser bueno […] es bueno. Nadie ha odiado más lo malo que Jesús y nadie ha sido más amoroso que Jesús. Su vida, Su espíritu y Su carácter nos muestran cómo odiar lo malo y, al mismo tiempo, ser una persona verdaderamente amorosa. Odia lo que Jesús odia […] el pecado. Y ama a quien Jesús ama […] a las personas […] a todas las personas. Esto te ayudará a tener un buen comienzo en odiar la maldad y aun ser una persona amorosa.

 

Imprimirse