Devoción Diaria

 “A éste le abre el portero, y las ovejas oyen su voz; llama a sus ovejas por nombre y las conduce afuera. Cuando saca todas las suyas, va delante de ellas, y las ovejas lo siguen porque conocen su voz”. Juan 10:3-4

Aprendiendo a Dirigir

Qué es lo que hace a un líder? Lo que es más importante, ¿qué es lo que hace un buen líder? Con tantas diferentes opiniones sobre el tema, ¿cómo vamos a saber la verdad? Miremos la vida de Jesús. ¿Cómo realmente dirigió Jesús?

  1. Los líderes les sirven a otros.

A pesar de que un liderazgo dictatorial o autoritario pudiera parecer mucho más fácil, Jesús llama a los líderes a servir a otros. En el caso de Jesús, eso implica el supremo sacrificio—la muerte en la cruz en nuestro lugar.

  1. Los líderes están dedicados.

Para algunos líderes de grandes compañías o de inmensos departamentos, un conocimiento personal de cada persona no es posible. Sin embargo, es la responsabilidad del líder de asegurarse de que el equipo tenga todo el apoyo y cuidado (de que las necesidades profesionales sean cumplidas). Jesús está personalmente dedicado a nuestras vidas. Él sabe tu nombre y se preocupa de hacia dónde te diriges.  

  1. Los líderes preparan el camino.

Los líderes asumen riesgos. Ellos piensan fuera de la caja—ellos preparan el camino. Jesús cuenta una parábola de un pastor que deja las 99 ovejas para ir detrás de una que se había extraviado. Él utiliza ese ejemplo para describir Su corazón por los perdidos, Su corazón de que todas las personas vengan a conocer y experimentar la gracia y el perdón que Él ofrece. Jesús preparó el camino para que tú y yo tengamos una relación correcta con Dios.

Si estás procurando ser un mejor líder, comienza primeramente con mirar a Jesús. En una mundo donde hay innumerables consejos sobre liderazgo y ejemplos de fallas humanas—pon tu mirada en el que lideró audaz y sacrificialmente. Pon tu mirada en Jesús —el ejemplo supremo de liderazgo.

 

 

Imprimirse