Devoción Diaria

"Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar."  Mateo 11:28  

BUSCANDO DESCANSO

Todos experimentamos momentos difíciles. Son inevitables. Para el apóstol Pablo, su viaje misionero a Atenas, Grecia, fue uno de esos momentos. Pablo había hecho un gran trabajo al conectarse con la élite intelectual y hablar de Jesús, pero no fue bien recibido. Fue ridiculizado, burlado, y al final sólo unas pocas personas llegaron a creer en Cristo. De Atenas, Pablo se dirigió a Corinto donde se encontró con otros creyentes judíos, Aquila y Priscila.

Pablo conectó con esta pareja creyente en una nueva ciudad y comenzaron a trabajar juntos haciendo tiendas. Puedes encontrar la historia completa de Pablo en el capítulo 18 de Hechos. Creo que este fue un tiempo de descanso para Pablo. El descanso puede tomar diferentes formas para cada persona, pero una cosa es segura: Todos necesitamos descansar y refrescarnos, especialmente después de una temporada particularmente difícil. Jesús sabía que la vida puede ser difícil, y quiere llevar nuestras cargas y caminar con nosotros durante esas épocas. ¿Por qué? Porque sin descanso, no podremos terminar lo que Dios nos ha llamado a hacer.

¿Cómo llevas el descansar en tu vida? ¿Qué haces para refrescarte y recargarte? Si tienes dificultades para encontrar y priorizar el descanso, pídale a Dios que le ayude a reservar tiempo para un sábado semanal y otros momentos de descanso y refrigerio tanto física como espiritualmente.

Imprimirse