Devoción Diaria

Y si me voy y se lo preparo, vendré para llevármelos conmigo. Así ustedes estarán donde yo esté. -  Juan 14:3

¿Cómo es el cielo?

La imagen más común del cielo es la de un lugar en las nubes donde las personas se visten de túnicas blancas y halos, y no hacen otra cosa más que tocar el arpa con sonrisas chistosas en sus caras. ¡Esa es una visión del cielo que a mí me suena más como la visión del infierno! ¡Qué aburrimiento!

¿Cómo realmente es el cielo? Jesús habló muy poco sobre eso, pero dijo lo siguiente: “En la casa de mi padre hay muchas moradas; si no fuera así, os lo hubiera dicho; porque voy a preparar un lugar para vosotros”. ¿Cómo es el cielo? Es como un hogar, con un Padre amoroso. Es un lugar seguro, un lugar permanente a donde vivir y un lugar de refugio. Hay un anhelo dentro de todos nosotros de encontrar un hogar. El cielo es como un hogar con nuestro Padre y nuestros seres queridos, de la manera que ellos supuestamente deberían ser.

¿Cómo puedes tú estar seguro de llegar a ese hogar? ¿Hay un mapa o  alguna regla a seguir? No. Eso sólo se obtiene por medio de una persona: Jesucristo. Al hablar sobre un hogar celestial, Jesús agrega que Él es el único camino para que nosotros podamos llegar a ese hogar.

 

 

 

 

Imprimirse