Devoción Diaria

"Había en Cesarea un hombre llamado Cornelio, centurión de la compañía llamada la Italiana,  piadoso y temeroso de Dios con toda su casa, y que hacía muchas limosnas al pueblo, y oraba a Dios siempre." Hechos 10:1-2

¿CÓMO ES LA FE REAL?

Cornelio era un centurión romano que residía en la ciudad portuaria de Cesarea. Las Escrituras describen a Cornelio como un “hombre temeroso de Dios”, lo que significa que creía en un poder superior y quería hacer el bien. En otras palabras, era un hombre confiable, responsable y gentil. Cornelio era también un hombre de oración. Algunos podrían preguntarse cómo podría ser un hombre una oración si no era un cristiano. Bueno, hay mucha gente que cree en Dios pero no lo conoce personalmente. Ese era el caso de Cornelio; estaba perdido pero buscando a Dios.

Un día, mientras oraba, tuvo una visión de Dios. Un ángel le dijo a Cornelio que enviara hombres a Jope, una ciudad a 30 millas de la costa, y que encontrara a un hombre llamado Pedro. Antes de que Cornelio conociera a Dios personalmente, estaba dispuesto a enviar a alguien a Jope. Se requería fe para seguir un curso de acción que no tenía sentido, pero Cornelio obedeció. Caminar en obediencia a los mandamientos de Dios distingue la fe real de solamente creer en Dios. Cornelio demostró esta fe.

Mucha gente hoy en día tiene fe en Dios y en Su palabra, pero hasta que no pongamos la fe en acción no estamos demostrando fe real. Hay una gran diferencia entre tener fe en que la Palabra de Dios es verdadera y poner la fe en acción al obedecer los mandamientos de Dios.  La fe real se muestra cuando nuestra fe se encuentra con la acción. ¿Tienes fe de verdad? Cuando se trata de la fe, ¿actuarás en obediencia a la Palabra de Dios?

 

 

 

Imprimirse