Devoción Diaria

En ti confiarán los que conocen tu nombre, Por cuanto tú, oh Jehová, no desamparaste a los que te buscaron.” – Salmos 9:10

CONFIANZA EN DIOS

Piensa en todas las diferentes clases de personas que nos cruzamos cada día en nuestra vida. Por ejemplo, confiamos en los farmacéuticos para que nos den las correctas medicinas de acuerdo a la prescripción médica al leer nuestro documento. Confiamos en que los pilotos nos lleven al destino correcto cuando nos subimos a un avión para visitar a un familiar o por trabajo. Nosotros confiamos que el sabe dirigirnos al destino correcto. Confiamos cuando estamos en nuestro coche conduciendo por las carreteras y autopistas confiando que los ingenieros realizaron bien las obras en la construcción de los puentes y túneles. Nosotros confiamos que los puentes no van a derrumbarse.

Sin embargo, aunque cada día tenemos que depositar confianza en personas y construcciones que las personas han realizado, mucha gente tiene problemas para confiar en Dios hoy. A menudo la gente dice y pone la objeción que no pueden ver a Dios, pero ¿podemos ver a los ingenieros que diseñaron los puentes? ?Conocemos personalmente a los pilotos que llevan el avión? Por lo general, no.

Pero Dios, nuestro Creador, quien nos ama más que nadie, que incluso sacrificó a Su Hijo para que tengamos el perdón de los pecados y obtener así la vida eterna porque vivió una vida perfecta, en muchas ocasiones y para mucha gente se le hace difícil de considerarle alguien digno de nuestra confianza. Piensa en esta frase: No tiene sentido confiar ciegamente en los hombres imperfectos y dudar en poner nuestra confianza en un Dios perfecto.

Imprimirse