Devoción Diaria

"Entonces os entregarán a tribulación, y os matarán, y seréis aborrecidos de todas las gentes por causa de mi nombre". Mateo 24:9

CRISTIANISMO ≠ VIDA PERFECTA

Jesús fue muy claro en que el seguirle a el no conlleva una promesa de una vida sin problemas. Más bien, los verdaderos creyentes a menudo se enfrentarán a la persecución. Mientras Jesús hablaba acerca de su segunda venida, comparó las dificultades y la persecución que los creyentes enfrentarán con los dolores de parto, los cuales aumentarán en frecuencia e intensidad con el tiempo.

Ahora entiende esto acerca de la persecución y el martirio: no debemos buscarlo, PERO debemos ser tan devotos a Cristo que le seguiremos a el sin importar el coste. Eso significa verbalizar nuestra fe en Cristo aunque se nos diga que no lo hagamos. Si nunca has enfrentado rechazo, discriminación o persecución por tu fe, entonces hazte una pregunta: ¿Sabe la gente que eres cristiano? Quizá otros puedan pensar que usted es una buena persona moralmente hablando, pero ¿alguna vez le ha dado gloria a Dios al verbalizar su fe en Jesucristo cuando no es bien recibida? Cuando lo hagas, encontrarás el respeto de unos y la oposición de otros. Espéralo.

La buena noticia, sin embargo, es que Dios puede usar para bien lo que el hombre hace para mal. Después de todo, Dios convirtió la muerte de Cristo en la cruz en salvación para ti y para mí. Puede que el cristianismo no garantice una vida perfecta y sin problemas, pero una cosa es cierta: Dios promete la victoria perfecta al final. Él promete un Cielo Nuevo y una Tierra Nueva sin problemas con Jesús (Apocalipsis 21-22).

 

Imprimirse