Devoción Diaria

“Y Jesús crecía en sabiduría y en estatura, y en gracia para con Dios y los hombres” - San Lucas 2:52

Cuidar a los adolecentes no es fácil

Mark Twain dijo, “Cuando un niño cumple trece años, póngalo en un barril y aliméntelo a través de un agujero, cuando llegue a tener dieciséis, tapar el agujero.” Esta no es una buena crianza para un hijo adolecente. La educación para un hijo adolecente es difícil pero no imposible.

David Gelman escribió, “Los jóvenes en la actualidad tienden a estresarse como adultos, mas que cuando sus padres eran jóvenes.” Así que aquí te presento unas sugerencias:

  • La educación no es el objetivo ser sabio es la meta. La educación ayuda, pero la enseñanza con sabiduría le ensena al joven a resolver los problemas.
  • Ensénale como cuidar su cuerpo con una buena dieta y ejercicio y recuérdale que no existe sexo seguro, lo seguro es la abstinencia hacia el sexo.
  • Ayúdale a tener una relación con Dios. Y el resultado será una salud metal, de cuerpo, y espíritu.
  • Enséñale que existen los principios morales basados en las escrituras, los adolecentes y jóvenes necesitan esa dirección. Ayúdale a tomar decisiones sabias, acerca de sus metas y manténgase positivo como padres que es un factor clave.
  • Los padres y los hijos necesitan orar juntos.

Imprimirse