Devoción Diaria

"Respondió Jesús: 'Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí'".  Juan 14:6

DE LA MUERTE A LA VIDA

Cada 8 de junio, musulmanes de todo el mundo reconocen y recuerdan la muerte y el entierro de Mahoma en Medina, Arabia Saudita. Aunque todos los musulmanes reconocen a Jesús como un buen maestro y profeta, se pierden la parte más importante de la historia, su muerte y resurrección. Sí, Jesús murió en la cruz, pero a diferencia de Mahoma, Jesús no permaneció muerto. ¡Es esa parte de la historia que hace toda la diferencia!

Nada es más importante que el suceso histórico de la muerte de Jesús en la cruz y su resurrección de entre los muertos. No importa su origen, religión, nacionalidad, idioma o raza, la invitación de salvación del Evangelio está disponible para toda la humanidad. Sí, es exclusivo porque sólo hay una manera de recibirlo – a través de la fe en Jesús solamente. Pero también es increíblemente inclusivo en el sentido de que está disponible para cualquier persona; cualquiera que esté dispuesto a recibirlo con fe de arrepentimiento.

¿Has confiado en Cristo para recibir el perdón de los pecados y la vida eterna? ¿Qué estás esperando? Confía en aquel que conquistó la muerte para ofrecer la vida. Te garantizo que será la mejor decisión que hayas tomado.

 

Imprimirse