Devoción Diaria

Cuando haya en medio de ti menesteroso de alguno de tus hermanos en alguna de tus ciudades, en la tierra que Jehová tu Dios te da, no endurecerás tu corazón, ni cerrarás tu mano contra tu hermano pobre - Deuteronomio 15:7

EL DINERO Y LA FELICIDAD

Aquí está un interesante artículo del periódico que leí recientemente. Un equipo de investigación en la Escuela de Negocios de Harvard ha encontrado que donar tan sólo cinco dólares al día a otros, impulsará su propia felicidad personal. Un psicólogo que dirige el estudio, dijo, “Queríamos probar la teoría de cómo las personas gastan su dinero con la misma importancia de cómo se lo ganan.” Así que pidieron que los participantes hicieran una lista con sus ingresos, los gastos detallados de su cuenta, las donaciones a entidades benéficas, y otros gastos e inversiones a otros. Una vez que se les pregunto quienes se sentía más felices, el resultado fue que quienes más gastaban más felices eran en comparación con los que no gastaban y daban tanto.

No estoy seguro cuánto costó realizar este estudio, pero creo que se podrían haber ahorrado una cantidad de dinero que se podría haber usado para otra cosa. La razón por la que digo esto es porque en la palabra de Dios, Jesús ya ha dicho, “es mucho más bendecido dar que recibir.” (Hechos 20:35) Dar a Dios, y dar a los demás – es una forma de seguir invirtiendo en la vida de uno mismo para que dé por resultado una vida plena, satisfecha y feliz por estar haciendo lo que Dios ha revelado.

Imprimirse