Devoción Diaria

‘Entonces les dijo (Jesús): “Mirad, y guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee.”‘ – Lucas 12: 15

EL FUTURO EMPIEZA AHORA

La vida es más que tener cosas. Jesús hizo esta declaración en el siglo I, pero no podría ser más relevante hoy en día. Para demostrar su punto de vista, Jesús contó una historia: Un hombre rico se había quedado sin espacio para almacenar sus cosechas. Así que decidió derribar su establo actual y construir uno mucho más grande en su lugar. Entonces, comería, bebería y se divertiría el resto de sus días. Poco sabía que su último día sería esa noche y que nunca vería esos días sin preocupaciones.

Este hombre rico podría ser muchos de nosotros hoy. Era materialmente rico y, sin embargo, espiritualmente pobre. Tal vez te ha ido bastante bien en tu carrera y has acumulado riquezas para el día en que puedas relajarte y disfrutar de las recompensas de todo tu arduo trabajo. Otros, tal vez están enfocados en experimentar todo lo que la vida tiene para ofrecer en este momento, ellos están viviendo en el momento pero no están considerando el impacto que el hoy tiene en el mañana.  Jesús argumentaría que ambos están perdiendo el hilo.

Mucha gente que llena las iglesias profesan seguir a Jesús, y sin embargo sus vidas los delatan. Confían más en su cuenta bancaria o en experiencias momentáneas, las cosas de este mundo, que en Dios. Y todo el tiempo, Dios nos está pidiendo que confiemos en Él para mostrarnos cómo vivir las vidas más significativas y abundantes hoy y en los días venideros.

 

Imprimirse