Devoción Diaria

“pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adultero con ella en su corazón.” - San Mateo 5:28

El internet

En el sentido de proporcionar acceso a los conocimientos para toda la humanidad, el Internet ha sido anunciado como una de las herramientas que se han producido desde la imprenta de Gutenberg. Ciertamente es una herramienta para el negocio y la investigación. Pero ¿has enfrentado uno de los problemas que enfrentamos por causa del Internet? Se llama la pornografía.

Piensa en los progresos de los últimos anos. Veinte o treinta años atrás, un hombre adulto que quería ver cosas pornográficas, tenía que ir a un teatro para adultos o a una librería para adultos, y arriesgarse a ser sorprendido y pasar la pena de que otra persona lo viera. Años más tarde, los videos y la televisión han hecho el acceso más fácil, con menos riesgo de tener verg?enza. Y ahora con el Internet, la pornografía ha entrado en la intimidad del hogar.

Los hombres y mujeres escuchen. La pornografía se lleva toda tú intimidad con Dios y tu matrimonio. Es denigrante para las mujeres y siempre peligroso para la actitud y pensamiento de un hombre. Crea un apetito que nunca se puede satisfacer. Tú necesitas tomar medidas para evitar las tentaciones de la pornografía.

Imprimirse