Devoción Diaria

[…] que era un hombre fiel y temeroso de Dios como pocos […]. -  Nehemías 7:2

El Legado

Mientras piensas sobre el futuro, tengo una pregunta. ¿Qué piensas dejarles a tus herederos? ¿Acciones y bonos? ¿Propiedades? ¿Inversiones de artes de calidad? Tan importante como es la planificación del futuro, hay un hecho que muchas personas no reconocen: Tú estás creando un legado que perdurará más allá de tu muerte. Tu carácter continuará hablando para bien o para mal después de que tu vida en la tierra haya terminado.

“El carácter incuestionable” es uno de los mayores regalos que podemos dejar a nuestros herederos. Muchos, al centrarse en la acumulación de la riqueza financiera, fracasan en ayudar a construir en las vidas de sus hijos la honestidad, responsabilidad, compasión y amor hacia Dios y hacia sus prójimos.

El carácter comienza con tu ejemplo—tu vida. El carácter es algo que se demuestra más de lo que se enseña, pero la enseñanza del mismo también es importante. No les puedes dejar a tus herederos un regalo más grande que ese.

¿No te gustaría saber que tu vida será recordada por algo que va más allá que tu dinero? ¡Qué legado más precioso dejamos a nuestros hijos que cuando ellos piensen de nuestras vidas, ellos puedan decir, “Mi mamá y papá fueron las mejores personas que yo conocí”!

 

 

Imprimirse