Devoción Diaria

“Y Jesús se humillo a asimismo al ser obediente hasta la muerte en la cruz. Y Dios le ha exaltado y le ha dado un nombre que es sobre todo nombre”. - Filipense 2:8-9

El poder humilde de Dios en la Navidad

Hace varios años el famoso diseñador de nombre Versace fue asesinado en Miami. Andrea Lee pregunto a Versace, si él creía en Dios, y esto es lo que él dijo, “Si yo creo en Dios, pero no soy una persona religiosa que va a la Iglesia y que cree en el cuento de que Jesús nació en un establo con un asno a un lado. No soy tan estúpido. No puedo creer que Dios con todo el poder que tiene haya escogido nacer en un establo, porque no estaba tan cómodo”. Este fue un héroe de la cultura contemporáneo quien dijo creer en Dios, pero no necesitaba esos cuentos de Jesús. Lo maravilloso de la historia de Navidad, es que Dios con todo su poder, se humillo al hacerse hombre y más que eso, morir por nosotros y ser nuestro Salvador. Ciertamente no hay conforte en todo esto. Dios hizo esto, porque te ama a ti y a mí, y El es Dios del que vale la pena creer.

Imprimirse