Devoción Diaria

"Y acabó Dios en el día séptimo la obra que hizo; y reposó el día séptimo de toda la obra que hizo." - Genesis 2:2

SABADO

En la decada de 1920, George Bernard Shaw predijo que, en los años 80, la jornada de trabajo tendría una duración de no más de dos horas. En su opinión, la tecnología avanzada permitiría que esto fuera así. Shaw era un hombre brillante, pero un mal futurista. La gente esta trabajando más horas que nunca a pesar de todas las invenciones tecnológicas para ahorrar tiempo. Como resultado, el resto es desechado.

La Palabra de Dios es clara en la necesidad de un equilibrio entre el trabajo y el descanso. El trabajo duro es bueno, pero la dádiva de Dios es traer equilibrio en nuestras vidas, este es el sábado. Todo el mundo necesita al menos un día a la semana para descansar de su trabajo regular. Disfrutar de este don requiere disciplina también en nuestras vidas. Y evitar querer estar saturado las 24 horas los 7 días de la semana. Si esto se logra, obtienes mucho porque el descanso es necesario para ser eficientes.

Pregúntate esto, ¿Tienes tú el equilibrio entre el trabajo y el descanso? Pídele a Dios que te ayude a disfrutar de un día de descanso a la semana. Si esto ya es un hábito verdadero en tu vida, me alegro mucho que es así.

Imprimirse