Devoción Diaria

“Según nos escogió en él (en Cristo) antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.”  Efesios 1: 4-5

EL SIGNIFICADO ULTIMO DE LA VIDA

¿Cuál es el significado final de la vida? ¿Cuál es el llamado o propósito más elevado?  ¿Es un llamado a trabajar en el servicio público? ¿Es tal vez es una carrera en el ejército, protegiendo a nuestra nación y preservando nuestra libertad? Tal vez estas dedicando tu vida a aplicar la ley o a ser maestro en la escuela pública; o tal vez está salvando vidas en el campo de la medicina. Quizá también puedas pensar que ser pastor o misionero es el mayor llamado o tal vez no es una profesión, sino más bien el convertirte en padre o madre. Bien, según Jesús, el propósito final de la vida no es en realidad ninguno de los anteriores.

El llamado más importante de la vida es seguir a Jesús. Nada más se puede comparar a esto. No lo pierdas:

  1. Jesús es quien lo inicia. En otras palabras, nadie descubre realmente a Dios por sí mismo. Jesús es quien nos extiende el llamado.
  2. Jesús vino por todos (2 Pedro 3:9). Esto no significa que todos van a elegir aceptar a Jesús y ser salvos, pero el llamado se extiende a todos.

Si no tienes una relación con Cristo, Jesús te está llamando a seguirlo, y a que sea hoy. La Palabra de Dios dice que todo aquel que cree en Él y confía en Él no perecerá, sino que tendrá vida eterna (Juan 3:16). Cristo está llamando a todas y cada una de las personas a seguirle. Sin embargo, cada uno de nosotros tiene una decisión que tomar. ¿Vas a confiar en Él?  ¿Vas a mirar a Jesús como el último llamado en la vida? Porque hasta que lo hagas, seguirás buscando significado y propósito en cosas que nunca podrán satisfacerte de verdad. Entonces, ¿cuál es el sentido último de la vida? Amar y seguir a Cristo. Todo lo demás se queda corto.

 

Imprimirse