Devoción Diaria

"Porque en seis días hizo Jehová los cielos y la tierra, el mar, y todas las cosas que en ellos hay, y reposó en el séptimo día; por tanto, Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó."  Éxodo 20:11

 

ENCONTRANDO EL EQUILIBRIO ENTRE El TRABAJO Y EL DESCANSO

¿Has encontrado el equilibrio entre el trabajo y el descanso? De acuerdo al Washington Post, la respuesta probable es que no. ¡Una encuesta realizada en el 2014 mostró que el estadounidense promedio trabaja casi 47 horas a la semana y el 50% de ellos se pasan estas horas! Esta encuesta deja bastante evidente que la nación está buscando con todas sus fuerzas el equilibrio entre el trabajo y el descanso. Es importante notar que “trabajar” y estar “ocupado” se han convertido en parte de la identidad del ser humano. No es una sorpresa que nuestra actitud adicta al trabajo haya comenzado a afectar negativamente nuestra salud y nuestras relaciones personales.

Sin duda, el trabajo es necesario, pero la clave se encuentra en hallar el equilibrio. De hecho, si ponemos más valor y nos enfocamos aún más en nuestro trabajo que en cualquier otra cosa (incluyendo nuestra relación con Dios), entonces el trabajo se ha convertido en un enorme ídolo. Eso no solo no es saludable, sino que es pecado.

Dios sabía que nosotros lucharíamos con este equilibrio así que Él creó el sábado. El sábado simplemente significa descanso. Apartarse de la rutina diaria y del horario de trabajo durante un período de 24 horas: Esto es un descanso puro y libre de culpa. El concepto de un día de descanso se remonta al mismo principio de la creación. Después de los 6 días de creación, Dios dio el ejemplo: él descansó. No lo hizo porque estaba cansado, sino porque había completado una gran obra.

Piensa por un momento cómo te sientes después de que terminas un gran proyecto. Eso es lo que Dios estaba sintiendo en ese momento. El Sabbath es un tiempo para descansar, refrescarse y renovarse. Al parar nuestras vidas frenéticas, es entonces que podemos meditar lo que Dios está haciendo, y observar las oportunidades que Él ha creado a nuestro favor. Además, el descanso nos permite volver al trabajo y ser más productivos de lo que éramos.

Si estás luchando para encontrar un equilibrio entre el trabajo y el descanso, no te preocupes, no estás solo. Puedes comenzar así, elige un día de esta semana y da un paso atrás. Deja el ordenador de sobremesa, ordenador, no mires a ver los emails, también apaga las notificaciones del móvil. Encontrar el equilibrio entre el trabajo y el descanso no pasará del día a la mañana, pero si puedes hacer mucho para lograr ese objetivo preciado. Disminuye la vida frenética, da un paso atrás y sigue el patrón que Dios nos dio para descansar, esto se llama el Sabbath.

 

Imprimirse