Devoción Diaria

"Mas él se apartaba a lugares desiertos, y oraba." Lucas 5:16

¿ES NECESARIO UN TIEMPO REGULAR CON DIOS?

Los judíos practicantes rezan tres veces al día y los musulmanes cinco. No es así en el cristianismo. En lugar de simplemente adherirse a una lista de reglas, requisitos o normas, el enfoque principal del cristianismo es la relación con Dios. Y como en cualquier relación, esto requiere tiempo. Jesús modeló el tiempo que pasaba con Dios reservando regularmente tiempo para orar.

Ahora, Jesús es Dios, entonces ¿por qué Dios El oraría a Dios (el Padre)? No puedo explicar completamente el misterio de la relación entre Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo, pero puedo decirles que la meta final de Jesús a través de Su ministerio en la tierra fue caminar 100% en la voluntad de Su Padre. Esto significaba estar cerca de Su Padre y priorizar Su tiempo con Dios (el Padre) sobre todo lo demás. Antes del trabajo, el ministerio, los amigos e incluso la familia. Su Padre siempre estuvo primero.

Lo mismo se aplica a los seguidores de Jesús. Si Jesús priorizó el tiempo con su Padre, entonces nosotros también debemos hacerlo. Nuestro primer deseo en la vida debe ser permanecer cerca de nuestro Padre Celestial a través de la oración y la lectura de Su Palabra para poder cumplir Su voluntad. Se trata de decir: “No importa cómo sea mi horario o las presiones a las que me enfrente, mi propósito número uno en la vida es mi relación con Dios. Todo lo demás viene en segundo lugar.”

Cuando elegimos poner a Dios primero, queremos pasar tiempo con Él. No nos preocuparemos de marcar una lista de reglas, sino más bien de experimentar una relación con el Único Dios Verdadero al pasar tiempo a solas con Él como lo hizo Jesús. ¡Esa es una relación que vale la pena seguir!

 

Imprimirse