Devoción Diaria

 “Poco después el hijo menor juntó todo lo que tenía y se fue a un país lejano; allí vivió desenfrenadamente y derrochó su herencia”. - Lucas 15:13

Estando Presente

Los objetos que se pierden—las personas que se pierden—no siempre se dan cuenta de que están perdidos. Pero la persona que lo ha perdido sí lo sabe. Las ovejas no saben cuando están perdidas, pero el pastor sí lo sabe. Una moneda no sabe que está perdida, pero su dueño sí. El hijo prodigo no pensaba que estaba perdido. Pensaba que estaba disfrutando y gozando la aventura de su vida, pero si tú le hubieses preguntado a su padre, él te hubieses dicho, “mi hijo se ha perdido”. ¿Dónde estaba el padre cuando su hijo se perdió? Algunas personas argumentarían que él nunca salió de la casa, que nunca fue en búsqueda de su hijo. Pero yo creo que el padre estaba en ese país lejano también. No pasaba ni un día ni una noche sin que el padre no estuviera con su hijo menor en su corazón.

Nuestros seres queridos que se quedan atrás saben de su propia clase de perdición. La esposa de un hombre que va a luchar a un país extranjero se va a ese país en sus pensamientos miles de veces en solo un día. Los seres queridos de una persona que está siendo rehén también lo hacen. Los padres de un niño enfermo luchan contra la enfermedad tanto como el cuerpo de ese niño o niña y también sienten el propio dolor. Días tras días, horas tras horas, el padre del hijo prodigo también estaba en ese país lejano. Él sufría la angustia y el vacío de estar separado de su hijo. Ese es un cuadro humano del amor sobrenatural de Dios. Y aquí está lo increíble de nuestro Dios amoroso. Él envió a Su Hijo a rescatarnos—a pagar la paga de nuestro pecado en la cruz y a restaurarnos para que tengamos una relación correcta con el Padre.

¿Estás perdido y no te das cuenta? ¿Conoces ese amor que Dios nos ofrece por medio de la vida, muerte y resurrección de Su Hijo unigénito? Por favor no permitas que pase otro día sin reconocer el amor sobrenatural de Dios. Jesús fue enviado por

Imprimirse