Devoción Diaria

"¿Tomará el hombre fuego en su seno. Sin que sus vestidos ardan? ¿Andará el hombre sobre brasas Sin que sus pies se quemen? - Proverbios 6:27-28

EVITE LA ZONA DE PELIGRO

El adulterio comienza por el desarrollo de un apego emocional con una persona que no es su cónyuge. Ese apego puede desarrollarse más fácilmente en el lugar de trabajo, donde las personas suelen compartir conversaciones, las crisis y los éxitos con los demás. Esas actividades pueden crear intimidad y hacer del lugar de trabajo un almacén virtual de situaciones de vulnerabilidad.

  • En su libro Estrategias para no caer, Randy Alcorn ofrece tres preguntas que identifican si usted se está acercando a una relación impropia.
  • ¿Espero de una manera especial mi cita con esta persona?
  • ¿Busco un encuentro con ella fuera de la oficina, en un ambiente más informal?
  • ¿Prefiero que mis compañeros de trabajo no sepan que me voy a encontrar con ella de nuevo?

Estamos viviendo en una zona de peligro real si respondemos afirmativamente a cualquiera de estas preguntas.

¿Cómo se puede evitar que las relaciones comerciales necesarias crucen la zona de peligro? Utilice la opción “Barney Fife” regla. Si me diera vergüenza en alguna forma que mi esposa presenciara la manera en que yo estoy hablando o interactuando con otra mujer, entonces es tiempo de ¡cortar! ¡Cortar de raíz! Si podemos inmediatamente cortar de raíz, no tenemos que preocuparnos de caer en el pecado sexual real, y podemos evitarnos a nosotros y a nuestros cónyuges, una tonelada de dolor.

Imprimirse