Devoción Diaria

“Paz, paz contigo, y paz con tus ayudadores, pues también tu Dios te ayuda.” – 1 Crónicas 12:18

HE FRACASADO, ¿Y AHORA QUE?

La vida tiene muchos contratiempos, noticias que nos sorprenden, pero la Palabra de Dios nos dice que Él siempre está ahí para ayudarnos, para ser el socorro oportuno. Nuestro papel es el de perseverar. Y no sólo perseverar, sino perseverar en la fe que Dios nos ha dado y que nosotros hemos depositado en la persona correcta, Jesucristo.

Cuando nos enfrentamos a dificultades, Dios está listo para guiarnos, pero Él nunca se impone a sí mismo sobre nosotros. Él está esperando que nosotros clamemos a Él en oración sincera. Él contestará, a su debido tiempo, de acuerdo a Su propósito, y de acuerdo a Su plan. Y Él hará Su parte para ayudarnos. Debemos confiar en que Sus planes son mejores que los nuestros. Y mientras esperamos, podemos ser consolados en el conocimiento de que nuestro Creador puede superar cualquier obstáculo, aunque nosotros no podamos.

Recuerda que el fracaso no es permanente […] a menos que no puedas levantarte. Así que levántate, sacúdete el polvo, y confía en Dios. Dios es un Dios de nuevos comienzos. Dios es el único que te puede ayudar a “mantenerte avanzando.”

Imprimirse