Devoción Diaria

“No hay para mi mayor alegria que saber que mis hijos viven de acuerdo con la verdad.”3 Juan 1:4

INFLUENCIA DE LOS PADRES

Mi esposa, mis hijos y yo hemos tenido momentos de gran emoción durante nuestras vidas. Esta ocasión sucedió cuando estábamos todos esperando el autobús en la parada. Mis hijos iban a ir al primer grado, y sabemos que este inicio es un paso duro para ellos ya que se encuentran en la edad de preescolar.

Estos mismos sentimientos ocurrieron cuando uno de nuestros hijos salieron de casa para ir a la universidad. En realidad, y esto puede ser duro, el proceso de criar y educar a los hijos es con la finalidad de darles las herramientas para que afronten la vida por sí mismos y dejarles tomar sus decisiones y demás. Permíteme compartir algunas sugerencias en cuanto a esto:

1. Madres, hagan todo lo que este en vuestras manos para que puedan estar todos los años de edad preescolar en casa con los hijos. Las familias mono parentales no tienen esta oportunidad, pero sí esto es una opción para ti, tómalo en seria consideración y del trabajo por unos años. Sin duda, es un sacrificio a corto plazo que traerá los mejores resultados a largo plazo.

2. Hazles saber que les amas, y que te encanta estar el tiempo con ellos a pesar de los desafíos que esto ocasiona.

3. Usa la disciplina de manera coherente para que sepan que hay consecuencias por las acciones.

4. Ora por ellos regularmente, diariamente. Tome decisiones sabias y sé una influencia en sus vidas desde esta edad temprana.

Cuando pasen los años y llegue el momento que hay que dejarles salir de casa, no será un momento fácil, pero con la ayuda de Dios y volcar nuestro amor hacia ellos puede ayudar a nuestros hijos a crecer y convertirse en adultos con temor de Dios y consecuente con sus responsabilidades delante de Dios y de los hombres.

Imprimirse