Devoción Diaria

“Entonces Moisés juró diciendo: Ciertamente la tierra que holló tu pie será para ti, y para tus hijos en herencia perpetua, por cuanto cumpliste siguiendo a Jehová mi Dios.” Josué 14:9

 

LA JUBILACION REEDEFINIDA

Es sorprendente la frecuencia con la que Dios escogió a hombres en su edad adulta para ser parte de grandes cosas en el establecimiento de su reino. Piensa en Noé, quien terminó de construir el arca a los 600 años de edad. Luego está Abraham, quien dejó su hogar por fe a los 75 años, para mudarse a una tierra nueva y extrajera que sólo Dios conocía, confiando en El para que le guiara en su camino. ¿Te imaginas lo que deben de haber pensado sus vecinos? Incluso Moisés tenía 80 años cuando se enfrentó al hombre más poderoso del mundo y condujo a una nación hacia la libertad. ¡Vemos a en las Escrituras un ejemplo tras otro de Dios usando hombres de elevada edad experimentando la mayor aventura de sus vidas!

En la cultura actual, la mayoría de la gente espera con ansias la jubilación. Es una oportunidad para ir más despacio, quedarse en la retaguardia y relajarse. Pero en realidad, la Palabra de Dios no habla de retiro para nadie sino excepto para los levitas. En cuanto a los demás, el retiro simplemente no aparece. Ahora bien, todos sabemos que a medida que envejecemos nuestro nivel de energía cambia. Puede ser necesario alejarse de ciertas presiones y responsabilidades vocacionales. Pero la fantasía de retirarse a jugar al golf y preocuparse por el abanico de inversiones puede llevar a una vida bastante aburrida y sin propósito. Mientras que podemos ir más despacio por razones físicas, aun se puede hacer una contribución significativa al reino de Dios – SI REALMENTE ESTAMOS DISPUESTOS.

¿Está entrando en su edad de jubilación? Pregúntale a Dios cómo quiere usarle en esta etapa de su vida. Es hora de redefinir la jubilación; llamémoslo redirección.  Porque, al igual que para Moisés, Abraham y a un sin número de otros ejemplos, ¡En la siguiente etapa de su vida podría experimentar la mayor aventura que nunca le ha ocurrido!

 

Imprimirse