Devoción Diaria

“No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia. – 1 Corintios 7:5

LA LIBERTAD SEXUAL

La libertad sexual ha llegado a ser una verdadera obsesión para muchas personas. Necesitamos recordar que Dios es el inventor del sexo, y Él nos dice que es lo mejor en la sexualidad se encuentra dentro del matrimonio. Lee esta referencia en Su Palabra: “El marido debe cumplir con su deber conyugal a su esposa, y del mismo modo, la esposa a su marido, ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.” Estas palabras eran claves en el primer siglo y también lo es hoy en día.

Este concepto de deber mutuo conduce a la libertad sexual entre el marido y la mujer. También nos enseña que los esposos deben cuidar de sus cuerpos-no sólo para el Señor y no sólo para su salud-, sino también para el disfrute de su cónyuge.

Ten en cuenta que las palabras claves son “entre un esposo y esposa.” El sexo fuera del matrimonio no es lo que Dios tiene en mente. Así que recuerda, el camino de Dios es el mejor que puedes tomar, y en la sexualidad también es así. .

Imprimirse