Devoción Diaria

"Ustedes son la luz del mundo. Una ciudad en lo alto de una colina no puede esconderse." - Mateo 5:14

¿La Luz del Mundo?

Aquí está lo que, en la superficie, pudiera parecer una contradicción en las palabras de Jesús. En Juan 8:12, Jesús dice, “Yo soy la luz del mundo”. Y luego, en Mateo 5:14, dice, “Ustedes son la luz del mundo”. ¿Cómo puede ser eso? Bueno, pensemos de esta manera. Digamos que está haciendo una caminata en una noche clara con una hermosa luna llena. Podrás caminar por los caminos sin una linterna porque la luna es tan brillante. ¿Pero realmente es así? No, la luna no produce realmente ninguna luz propia; simplemente refleja la luz que genera el sol.

¿Ves? Jesús dice que el cristiano es la luz del mundo porque cuando aceptamos a Cristo, su luz habita dentro de nosotros—otros ven Su luz a través de nosotros. ¿Has notado alguna vez esa chispa, centella, brillo único en los ojos de las personas que centran su vida en Cristo? ¿Has visto la falta de vida en los ojos de las personas que viven lejos de Dios y se endurecen más con el tiempo? Los ojos son la ventana del alma. Revelan lo que hay ahí, lo que está dentro. Pues bien, Jesús dice, “Ustedes son la luz del mundo,” porque cuando recibes a Cristo, Su Espíritu, la luz, mora dentro de nosotros. Realmente eres la “luz del mundo,” cada vez que otros ven ese reflejo del hijo en ti.

Por lo tanto, cristianos, ¡dejen que esa luz brille!

Imprimirse