Devoción Diaria

“A estos cuatro muchachos Dios les dio conocimiento e inteligencia en todas las letras y ciencias; y Daniel tuvo entendimiento en toda visión y sueños. En todo asunto de sabiduría e inteligencia que el rey les consultó, los halló diez veces mejores que todos los magos y astrólogos que había en todo su reino.” Daniel 1:17,20

MARCANDO LA DIFERENCIA EN EL LUGAR DE TRABAJO

¿Puedes vivir con audacia en la fe respetando una cultura y una sociedad que no quiere tener nada que ver con Dios? Daniel pasó de ser un cautivo hebreo a un influyente consejero de reyes tanto en el imperio babilónico (actual Irak) como en el persa (actual Irán). Dios usó la vida de Daniel para demostrar cómo nosotros también podemos vivir una vida de influencia y fe, aún cuando la cosmovisión choque (Mira Daniel capítulo 1).

  1. Concéntrate en agradar a Dios más que al hombre. Pase lo que pase, Daniel no iba a comprometer su fe y a hacer caso omiso de las instrucciones de Dios sobre cómo vivir. Sin embargo, al mismo tiempo, mostró un gran respeto a las autoridades. Como resultado, Daniel se ganó su respeto a cambio de su buen hacer.
  2. El respeto se gana siendo fiel en el día a día. Aunque las creencias y valores de Daniel eran diferentes a los de la autoridad, Daniel se ganó su respeto por su ética de trabajo ya que esta marcaba la diferencia, su confiabilidad y sus resultados.
  3. La gentileza es tener la FORTALEZA bajo control. Con demasiada frecuencia, la gentileza es vista como una debilidad cuando, de hecho, requiere una fuerza tremenda para quien quiere permanecer humilde y respetuoso cuando se le confronta con la visión opuesta que defiende el mundo.

¿Cómo pueden los seguidores de Cristo vivir una vida fiel en un mundo que se aleja de las creencias y valores bíblicos? Vive como Daniel, un joven que obtuvo una influencia increíble a través de una fe vivida con humildad y respeto en el día a día.

Imprimirse