Devoción Diaria

"Ésta es ahora carne de mi carne y hueso de mis huesos; será llamada “mujer”,porque fue sacada del hombre." - Genesis 2:23

MATRIMONIO

Las religiones más importantes en el mundo han definido históricamente el matrimonio como un compromiso por toda la vida entre un hombre y una mujer. Ahora en el siglo XXI la sociedad y algunas religiones están redefiniendo este hecho. Hay tres beneficios que el matrimonio aporta a la unidad familiar, dejando a un lado que esta estructura ha sido diseñada por Dios desde el mismo principio en el jardín del Edén.

  • El matrimonio ayuda a la sociedad, la forma en que construimos la civilización. El hombre y la mujer tienden hacia la violencia y la injusticia, especialmente cuando están cegados y apasionados por lograr sus propios intereses. La compañía que Dios pone al lado en la pareja protege que eso no sea así en el hogar. Una persona rinde cuentas a la otra.
  • El matrimonio es un lugar de protección y seguridad para el cónyuge. En términos generales el hombre es fisicamente más fuerte, y esto proporciona provisión, protección y seguridad al construir un hogar. Este beneficio lo recibe la mujer, y viceversa, al igual que los hijos.
  • El matrimonio proporciona bienestar a los hijos. Crecer en un ambiente familiar, sano, y estable entre un hombre y una mujer proporciona beneficios incalculables para el buen desarrollo del niño. A través de ese ejemplo los niños aprenden a tratar con responsabilidad y respeto tanto con su madre como con su padre.

Así que, los beneficios son para la sociedad, la protección mutua, y el bienestar de los más débiles, los hijos. Estas tres ventajas son bendiciones que Dios ha dado al matrimonio entre un hombre y una mujer. El matrimonio es idea de Dios, dado desde el primer libro de la biblia, Genesis.

Imprimirse