Devoción Diaria

“Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego.”Apocalipsis 20:15

MI NOMBRE EN LA LISTA

Lo recuerdo como si fuera ayer. Yo entré en la oficina del entrenador una vez que fui seleccionado para entrar en el equipo de baloncesto. Una vez que tú eres escogido, tienes la oportunidad de entrar en esta oficina para comenzar las primeras conversaciones con el entrenador y así recibir el resto de información que necesitas. Si tu nombre no está en la lista como seleccionado entonces te quedas fuera de esta relación y conversación con el entrenador.

Sin embargo, otros en el instituto se quedaron de piedra cuando vieron que sus nombres no aparecían en la lista. Se preguntaban ¿Dónde esta mi nombre? Decían, yo había jugado al baloncesto toda mi vida, y al quedarse fuera se quedaron devastado al no estar incluidos sus nombres en la lista de la convocatoria.

La Palabra de Dios dice que cuando Jesús regrese, toda la humanidad se dividirá en dos listas. Los que se encuentran en el equipo de Dios, en libro de la vida. Estos tendrán vida eterna. Y los que se encuentras fuera del equipo de Dios, separados de Él eternamente. Estarán en el libro de la muerte eterna. Y esta noticia y confirmación será muy devastadora.

¿Qué importancia tiene esto? ¿Y qué importa?

El libro de la vida contiene los nombres de quienes se han arrepentido y han depositado su fe genuina en la persona de Jesucristo reconociéndole como su Señor y Salvador. Aquellos que están en el libro de muerte desearán poder pasar sus nombres al otro libro de la vida. Ninguno de nosotros somos lo suficientemente buenos como para ganar ir al cielo. La razón es que Dios demanda perfección. El único que lo ha logrado es Jesús, y por eso Él es la única esperanza para acceder al cielo, a una verdadera relación con Dios para toda la eternidad.

Que tengas un día influenciado por el potente evangelio de Jesucristo. Él es nuestra esperanza.

Imprimirse