Devoción Diaria

Con todo mi corazón te he buscado;
No me dejes desviarme de tus mandamientos
.” Salmos 119:10

 

 

MIRANDO A LA META

Los creyentes de los siglos pasados han realizado poderosas obras, muchos recibieron muchas bendiciones por ello, pero el costó para muchos de ellos fueron sus propias vidas. Perdieron su vidas por no dejar de identificarse con Cristo, ni abandonaron su fe ni apostataron cuando llegaron las amenazas de muerte. Esto solo no ocurrió en el pasado sino que es algo que siguen enfrentando creyentes alrededor del mundo.

El gran ánimo para creyentes que vivimos en países sin ser perseguidos por ello es que estos hermanos en Cristo lo hicieron con alegría. Este gozo sin duda no es algo artificial sino que se encarna en sus propias vidas el día que Jesús vuelva por su iglesia. Nunca han visto este día pero la anticipación de esa realidad les hace vivir con valentía y afrontar la prueba por dura que sea.

Muchos cristianos de la antiguedad vivieron de esta forma anticipando la persona y obra del Mesías. Hoy en día tu y yo tenemos la oportunidad y el privilegio de recordar las mismas palabras que el Señor Jesús dijo en vida en esta tierra. Ya no experimentamos a Jesús de lejos ni en las sombras sino que es la pura realidad. Jesús venció la muerte, y en este preciso momento que estas leyendo este breve devocional Jesús esta sentado a la diestra del Padre. En el trono. El lugar que le corresponde, esperando por misericordia a cada uno de nosotros su venida.

Mira a la meta mientras sigues con la bendición de la vida. Jesús un día regresará. Él es el autor y consumador de la fe.

 

Imprimirse