Devoción Diaria

"Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio." - Hebreos 9:27

¿No Podemos Arreglar Todo en el Purgatorio?

Sería bueno si pudiéramos arreglar todo en el purgatorio, pero hay un gran problema. La idea del Purgatorio no se encuentra en las Sagradas Escrituras. Es un concepto que se encuentra en los libros apócrifos (libros judíos de escritos sagrados) que nunca se creían estar al nivel de las Sagradas Escrituras. Quizás algunos piensan, “¿Qué es el purgatorio?” Una definición es: estar en el “limbo” después de que mueras.

Entonces, ¿Qué dice la Escritura que ocurre cuando morimos? Como la Escritura mencionada anteriormente, Hebreos 9:27 dice, “Y de la manera que está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio.” Dios hace un juicio sobre si vamos a pasar la eternidad con Él en el cielo o separados de Él en el infierno. No hay en una zona media. Cuando morimos, es uno o el otro.

Entonces, ¿Qué se tomaría para que Dios haga que el juicio que nos merezcamos sea vida eterna en el cielo con Él? Hay dos maneras para hacer esto:

1. Siendo perfecto, lo cual es mala noticia: solo un hombre ha sido perfecto y no eres tú.

2. Creyendo en el hombre perfecto, que dio su vida por cada pecado en tu vida y la mía. Jesús es ese hombre. Él pagó el castigo por nuestros pecados, de modo que si confiamos en Él como nuestra única esperanza de ser juzgado por Dios para recibir la vida eterna, vamos a pasar.

Si tú murieras hoy, ¿cuál juicio tendrías? ¿El cielo o el infierno?

Imprimirse