Devoción Diaria

y yo te mostraré la fe por mis obras”. Santiago 2:18

¡No seas una cabra!

Jesús dice que cuando Él regrese, toda la humanidad será dividida en dos bandos—las ovejas y los cabritos. Las ovejas estarán en Su reino eterno. Los cabritos no. Él dice que las ovejas dan alimento al hambriento, ropa al necesitado y cuidan a aquellos que están enfermos o en prisión. ¿Significa eso que podemos entrar al cielo por nuestras buenas obras? ¡Por supuesto que no!

La Palabra de Dios dice, “porque por gracia ustedes han sido salvados mediante la fe; esto no procede de ustedes, sino que es el regalo de Dios, no por obras”.

Lo que Jesús está diciendo es que una fe verdadera siempre resulta en buenas obras, en especial para las personas necesitadas. No podemos hacerlo todo, pero la iglesia sí puede. Cuando tenemos una fe salvífica y comenzamos a dar y servir a través de la iglesia local, tomamos parte de todo tipo de ministerio como parte del cuerpo de Cristo.

Si Jesús regresa hoy, ¿en cuál bando estarás tú: en Sus ovejas o en los cabritos del Diablo?

Imprimirse