Devoción Diaria

"En aquel día no me preguntareis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidieres al padre en mi nombre, os lo dará. Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre. Pedid y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido." - Juan 16:23-24

ORACION GENERICA

Como pastor, a menudo me preguntan, se puede orar en algún lugar público. Y muy a menudo cuando me preguntan, la persona que me da la invitación me dice: “Ahora queremos que de una oración ecuménica”, o “Queremos que esto sea una especie de oración genérica.” Genérico, ecuménico, estos son sólo palabras claves para que “Hagas lo que hagas, no menciones a Jesús!” siento decepcionar a esta gente, pero yo no puedo entrar en un lugar público y negar a Jesús ni a mi fe.

Por otro lado, creo que es importante que al orar en un lugar público que incluye a los no creyentes, nos dicen, “Rezo esta oración en el nombre de mi Señor y Salvador, Jesucristo.” No sería una verdadera declaración si dijéramos, “nuestro Señor y Salvador.” Pero cuando decimos, “en nombre de mi Señor y Salvador,” entonces eso hace referencia directa a nuestra fe y que estamos hablando con Dios. Todavía puede ser ofensivo para algunos, pero es una manera de reconocer que es nuestra fe y no la fe de todos los que están presente. Cambiamos el nuestro por el mi para hacerlo personal, real y genuino.

Por lo tanto, si le piden orar en público, no niegue a su Señor. Sólo recuerda que Él es tu Señor y no necesariamente el Señor de todos los que están ahí.

Imprimirse