Devoción Diaria

"Porque eres la fortaleza del pobre,
del necesitado y del afligido;
eres nuestro refugio contra la tormenta
y nuestra sombra contra el calor pues como tormenta nos azota
el ímpetu de los violentos
."
- Isaias 25:4

PAZ

En un concurso se ofrecía un magnífico premio a la mejor representación del concepto de la paz. Se presentaron muchos artistas. Entre las representaciones hubo hermosas puestas del sol sobre aguas cristalinas, imágenes preciosas de la tranquilidad de los ríos. Sin embargo, el ganador se lo llevo una representación muy diferente de lo que acabo de comentar.

La pintura ganadora fue un cuadro que uso los colores negro y gris, represento una tormenta terrible. Los rayos se veían entre las nubes, lluvia, el granizo caía como misiles al suelo. En el centro del cuadro hay un roble, y en una de las ramas se veía un pájaro sujetado y cantando como mejor lo sabe hacer, esa fue una buena representación de la verdadera paz.

La verdad es que la paz no se encuentra por la ausencia de las tormentas de la vida, sino que la paz interior llega en medio de las tormentas. Fuera de Dios no puedes encontrar la paz que funciona, porque esta paz es Él quién la da, la paz que perdura y que sobrepasa todo entendimiento. Cuando te pones en paz con Dios entonces experimentas esta paz interior que todos están buscando.

¿Haz obtenido esa paz? Espero que sí. Si aún no lo has hecho todo comienza conociendo a Jesús, y al oír lo que Él ha hecho, entonces tienes que responder en confianza creyendo en Jesucristo como tu salvador y señor. Paz. Vuelta a la relación con Dios.

Imprimirse