Devoción Diaria

"Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; mas si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas." Mateo 6: 14-15

PERDON: ¿QUE PIDE DIOS?

Cuando hago o digo algo que hiere a mi esposa, a mi familia, vecinos o compañeros, no solo ofendo a ese individuo; también ofendo a Dios.

Piensa en aquellas veces en las que has ofendido a alguien. Si mis palabras o acciones les hieren, pierdo toda la habilidad para conseguir que me perdonen. El poder de perdonar reposa en esa persona. Si una persona dice que necesitan seis meses para recuperarse de lo que yo le he hecho, no tengo el derecho de negociar y decir: que sean cuatro. Este mismo concepto se aplica a Dios. Cuando pecamos en contra de Dios, perdemos todo el derecho de definir los términos de reconciliación. No podemos decirle a Dios: si me perdonas te daré el diez por ciento de mis ganancias por los próximos dos años, o entonces iré a la iglesia cada domingo. No tenemos el derecho de decidir qué acción va a satisfacer a Dios. Es bastante constructivo pensar en todos nuestros pecados pasados.

Pero aquí van las increíbles noticias: Dios, en su amor y misericordia, determino que la muerte de Jesús en la cruz sería suficiente. Esto significa que cuando nos arrepentimos y Dios nos perdona por nuestros pecados, podemos confiar que la muerte de Jesús en la Cruz pago la culpa de todos nuestros pecados, y esto es suficiente. Dios estableció el estándar para el perdón en la Cruz, que pago la deuda de nuestros pecados y los pecados de cada persona que nos haya alguna vez ofendido.

Así que, ¿Que requiere Dios de nosotros cuando pecamos? Una lista de buenas obras no es satisfactoria, sino una rendición completa de nuestras vidas al Señor. Significa aceptar y abrazar el perdón de Dios y a cambio perdonarnos los unos a los otros.

Imprimirse