Devoción Diaria

“Pero Dios mostró su gran amor por nosotros, que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros” – Romanos 5:8

PLENAMENTE ACEPTADOS COMO SOMOS

¿Alguna vez has sentido que no eres lo suficientemente bueno? ¿Tal vez te has alejado de Dios y de la fe y ahora tu vida se ha vuelto un desastre?. Usted ha pensado en regresar a Dios y a la iglesia, pero antes quiere hacer algunas cosas bien. Esta mentalidad es en realidad todo lo contrario de lo que Jesús enseñó.

Una y otra vez, Jesús habló sobre este concepto llamado fe de arrepentimiento. Para decirlo de una manera simple, es la voluntad de reconocer y confesar nuestros pecados, sin excusas , y un deseo de que Dios intervenga y tome el control. Se trata de admitir dónde hemos fallado y reconocer cómo Dios, por medio de Jesucristo muriendo en la cruz, ha pagado nuestro castigo. Ahora bien, esto no significa que podamos continuar con el mismo estilo de vida pecaminoso con el que hemos estado viviendo. No, pero afortunadamente, a medida que comenzamos a caminar con Jesús y a poner en práctica sus enseñanzas, nuestras vidas comienzan a cambiar.

La idea aquí es esta: No tenemos que hacer nuestras vidas perfectas antes de venir a Jesús. No tenemos que tratar de limpiar el desastre nosotros mismos. La realidad es que nunca seremos lo suficientemente buenos o “estables” para ganar nuestro camino de regreso a Dios. Y no pasa nada. Dios se encargó de hacerlo posible a través de Jesús en la cruz. Todo lo que tenemos que hacer es volver a Jesús tal como nos encontramos y tal como somos. ¿Están listos?

Imprimirse