Devoción Diaria

"Toda palabra de Dios es limpia; él es escudo para los que en él esperan. No añadas a sus palabras, para que no te reprenda y seas hallado mentiroso." - Proverbios 30: 5-6

¿Por qué la Biblia de mi Vecino más Gruesa que la Mía?

Busca conmigo a 2 Macabeos, capítulo 12. Si eres nuevo en el estudio de la Biblia, lo encontrará como el último libro del Antiguo Testamento. ¿Qué? ¿Dices que no lo puedes encontrar? Bueno, eso se debe a que probablemente no está en la Biblia; sólo puedes encontrar a 2 Macabeos en Biblias católicas y ortodoxas. Por lo tanto, quizás te podrías estar preguntando, si diferentes grupos del cristianismo tienen libros diferentes en sus Biblias, ¿cuál es la correcta?

Aquí está la historia: en la Reforma Protestante (que fue dirigida por un monje católico llamado Martín Lutero), hubo una convocatoria de reforma teológica, moral y bíblica. La Reforma Protestante exigía que la Iglesia regresara a las Escrituras por sí sola. Se le había añadido varios libros al Antiguo Testamento, a estos libros se les llamaron “apócrifos”. La Reforma tenía el objetivo de regresar al Antiguo Testamento original. Cuando le pregunté al rabino Shalom Lewis sobre los apócrifos, él dijo, “el pueblo judío considera los libros apócrifos como sagrados, pero no vinculantes y no al nivel de la Biblia”.

Como la Reforma Protestante se trataba, en todo, de traernos de regreso al lugar donde dependiéramos de las escrituras por sí sola, entonces entiendes por qué los Reformadores Protestantes dejaron los libros apócrifos fuera de la Biblia que tenemos hoy. No dejes que esto te alarme. Los apócrifos son escritos sagrados de los judíos, pero no es la Palabra Santa de Dios. Pero los 39 libros del Antiguo Testamento y 27 libros del Nuevo Testamento son todos los mismos en las Biblias protestantes, católicas y ortodoxas. Esto significa que la historia de Jesucristo permanece idéntica, universal y eterna para todos.

Imprimirse