Devoción Diaria

“Porque Jehová Dios de Israel ha dicho que él aborrece el repudio, y al que cubre de iniquidad su vestido, dijo Jehová de los ejércitos. Guardaos, pues, en vuestro espíritu, y no seáis desleales.” – Malaquías 2:16

PREVINIENDO EL DIVORCIO

Todos queremos ser importantes y destacar en un sin fin de cosas para que seamos entonces el número uno. Estados Unidos es una nación que siempre está corriendo en muchas áreas para ser el número uno. Aunque esto es cierto que llegan a ser el número uno en muchas categorías de investigación, deportes y otros. También somos el número uno en matrimonios que se divorcian. Uno de cada dos matrimonios terminan en divorcio. Esto es un porcentaje muy alto. 

Cuando Jesús fue preguntado sobre el divorcio, dejó claro que en la mente de Dios nunca estuvo esta idea, el divorcio no es su plan para el matrimonio. A continuación, inmediatamente comenzó a hablar sobre el matrimonio y el compromiso que le rodea. Obviamente, un matrimonio que se mantiene fiel para toda la vida es lo que Dios quiere. Permítanme sugerir algunas palabras que van a ayudarte a que el matrimonio permanezca junto, estas palabras nos ayudan a prevenir que los problemas se agiganten y finalicen en un divorcio:

  • Te amo.
  • Te admiro.
  • Estaba equivocado.
  • Por favor, perdóname.
  • Te perdono.
  • Estoy orando por ti.
  • Me alegro de tus éxitos y soy un apoyo en los fracasos.

Expresa el amor y admiración hacia tu pareja. Admite que todos nos equivocamos y pide disculpas cada vez que sea necesario, estos son algunos ingredientes para evitar el divorcio. Que bueno sería que nuestros países compitieran también por ser los números unos en matrimonios que permanecen fieles porque esto trae beneficios para nosotros y le honra a Dios. La idea del matrimonio no es nuestra, sino suya.

Imprimirse