Devoción Diaria

“Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas.” – Mateo 11:28-29 

¿QUIÉN ES EL “DIOS DE CONSOLACION”?

Descanso, seguridad, comodidad… ¿eso suena muy bien no? Cuando la vida es difícil, injusta o simplemente cruel, ¿no deseamos todos huir a un lugar seguro? Sin duda es un anhelo escapar de todas las presiones y simplemente ser confortado – aunque sólo sea por un instante. Esto me recuerda cuando era un niño. Cuando corría rápidamente hacia los brazos de mi padre hacía que la vida pareciera segura, como si todo fuera a estar bien.

Ahora sé que todos no tuvieron padres con los que pudieran contar cuando la vida se ponía difícil, pero la invitación de Jesús es que vayas a Él y dejes tus cargas a sus pies, tu cansancio tus debilidades delante de Él. Jesús nos invita a todos, sin importar cuáles son tus antecedentes o equipaje de la vida, a encontrar consuelo y seguridad en Él.

El profeta Isaías describe un hermoso cuadro del Dios que nos consuela en los momentos difíciles: la imagen es la de una madre que cuida de su hijo (Isaías 66: 12-13). Un bebé encuentra consuelo, seguridad, protección – incluso fuerza en los brazos de su madre. Hombres, se que muchos de nosotros somos un poco torpes cuando tenemos un recién nacido en nuestros brazos y entonces es un poco más difícil para nosotros. Piensa en un momento lo que sucede generalmente cuando un bebé empieza a llorar. Inmediatamente se lo devolvemos a la madre; ella sabe qué hay que hacer, ¿no es cierto?

Ahora volviendo a ser serios – la palabra de Dios nos está mostrando un nivel de cuidado personal y atención que es exactamente lo que nuestros corazones anhelan durante un tiempo difícil de nuestra vida. De la misma manera que una madre sabe cómo consolar a su hijo de manera muy única y personal, así Dios quiere proveer para nosotros durante los tiempos de inseguridad, miedo y dolor.

¿Conoces a este Dios de consuelo que describen Isaías y Mateo? Él está listo y esperando para ofrecerte verdadera paz, seguridad y consuelo si sólo enfocas en Él. Recuerda esto, no importa a lo que te enfrentes, no estás solo. Dios es más grande. Permite que el Dios de toda consolación te consuele.

 

Devocional adaptado de un sermón del Pastor, George Wright, Iglesia Bautista de Shandon, SC.

 

Imprimirse