Devoción Diaria

“Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo. “ -  Efesios 4:32

SI USTED ES VICTIMA DE ADULTERIO

Nada devasta más un hogar que el adulterio. Si usted es víctima de ese pecado, usted sabe el profundo dolor que le causa. Las consecuencias son tan severas, que Dios ha dicho que usted puede elegir terminar su matrimonio, si usted es la víctima; Dios le ha dado ese derecho.

Si usted ha sido el cónyuge ofendido, por favor sepa esto: No hay duda de que Dios desea la reconciliación en su matrimonio. La reconciliación es difícil, requiere arrepentimiento de parte del adúltero y un perdón sobrenatural de quien ha sido ofendido. Perdonar a su cónyuge puede ser una de las cosas más difíciles que hará en su vida y es imposible hacerlo sin el poder de Jesucristo.

Sí, el divorcio es su derecho, pero usted sabe que el deseo del Señor es que los matrimonios se reconcilien. Tomará un esfuerzo sobrehumano de su parte y tomará años construir nuevamente la confianza, pero, en el largo plazo, para su matrimonio, para sus hijos, y para usted, puede ser la decisión correcta.

Imprimirse