Devoción Diaria

Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. - Efesios 5:23

Sometimiento

Una de las enseñanzas de las Escrituras que contradice la cultura actual es “esposas, sométanse a sus propios esposos”. Ahora, señoras, antes de estar en desacuerdo conmigo, recordemos bien lo que la Biblia enseña en este versículo.

La Biblia no enseña que las mujeres deben someterse a los hombres. Si un [hombre] cristiano tiene como jefe a una mujer, él tiene que someterse a la autoridad de ella en el trabajo.

La Biblia no dice que los hombres y las mujeres no son iguales. Los hombres y las mujeres son diferentes, pero ambos están hechos a la imagen de Dios y, por lo tanto, son iguales ante Dios. La Biblia no prohíbe que una mujer sea presidente de los Estados Unidos. Tenemos grandes mujeres líderes en todos los ámbitos de la vida.

Pero por alguna razón, la Palabra de Dios enseña que el esposo es el líder en el hogar. Y la forma en que los esposos pueden hacer eso mejor es sometiéndose. Sométanse a Jesús. Al marido se le ordena a amar a su esposa como Cristo ama a la iglesia—siendo un siervo-líder, nunca un líder autoritario o dictador.

Pero recuerde, eso sólo funciona bien cuando el marido y la esposa se someten a Cristo. ¿Están ustedes dispuestos?

 

 

 

Imprimirse