Devoción Diaria

“Porque no me afrento un enemigo, lo cual habria soportado; ni se alzo contra mi el que me aborrecia, porque me hubiera ocultado de el.”Salmo 55:12

SU PRIMERA REACCION ANTE LA TRAICION

Imagínate que tienes un compañero de trabajo, o un buen amigo con quien ha estado trabajando durante muchos años. Tienen muchos años y memorias juntos, han estado en muchos lugares y aventuras juntos. También han comido muchísimas veces juntos y han compartido el uno con el otro secretos. Confían el uno del otro. Quizás este amigo es un miembro de la iglesia a la que asistes, y además hayan pasado mucho tiempo orando juntos. Después de tener todas estas experiencias juntos te enteras que este amigo ha conspirado en contra de ti para hacerte perder tu trabajo, o bien para no promocionar en ese trabajo.

Piensa en un momento en las emociones que vendrán a tu vida por la traición de esta persona cercana a ti. ¿Cuál sería tu primera reacción? ¿Irías en contra de tu amigo? Sigue el ejemplo de David. Cuando David experimentó esta misma traición de su hombre de confianza la primera cosa que hizo fue abiertamente derramar su corazón delante de Dios. Compartió el dolor que tenía con Dios por el dolor que le ocasionó la traición de su amigo. Dios nos ayuda a perdonar a nuestros amigos después de que nos hayan decepcionado.

Nosotros sabemos que Jesús puede identificarse con nosotros por el dolor que ocasiona la traición. Recuerda que Él invirtió su vida en doce hombres, incluso lo hizo con la persona de Judas. Cuando estes pasando por un momento de crisis, se abierto y honesto con Dios sobre tu testimonio. De todas formas el lo sabe, Nada va a sorprenderle, pero esta comunicación sincera con Él nos liberará del resentimiento, amargura, y odio que trae la traición. ¡Pídele su ayuda hoy!

Imprimirse