Devoción Diaria

“Porque Dios no es injusto como para olvidarse de vuestra obra y del amor que ha demostrado hacia su nombre?”Hebreos 6:10

TRABAJA PARA LA GLORIA DE DIOS

Hay una historia que cuenta que una mujer que limpiaba un edificio de oficinas durante muchos años, en una ocasión se preguntó sobre la monotonía en la que se encontraba al estar haciendo día tras día las mismas cosas. Esta mujer dijo: aunque mi tarea es monótona tal como vez, aun con todo estoy trabajando para el rey, y por lo tanto, hago el mayor esfuerzo que puedo en mi trabajo.

Sin lugar a dudas, esta mujer ha encontrado el secreto de la satisfacción en el trabajo. Su enfoque no estaba en las funciones que desempeña, sino en el Señor y el servicio que da al pueblo. Ella se concentro en servir al Señor y al prójimo. ¿Y tú cómo vas? ¿Cuándo fue la última vez que se encontró con la alegría en el trabajo?

La Biblia nos da una clave: “Todo lo que hagas, hazlo para la gloria de Dios.” Cuando trabajamos para el Señor y para servir a los demás, el trabajo puede traer satisfacción, pero depende de tu actitud. Si la cosmovisión eterna está impactándonos cada día.

Si tú estas esperando otro día de trabajo duro, eso es lo que probablemente tendrás. Pero si en lugar de eso estás planeando vivir este día para agradar a Dios y servir a los demás, entonces te sorprenderás que la monotonía de la vida se convierte en algo significativo y útil.

Imprimirse