Devoción Diaria

“Tu encenderás mi lámpara; Jehová mi Dios alumbrara mis tinieblas.” - Salmos 18:28

Una mano para sostenerte en la oscuridad

¿Porque los niños le temen a la oscuridad? Tal vez es el miedo de estar a solas; un sentimiento de separación; su imaginación, o las sombras en la oscuridad.

El hecho es, que los niños temen a la oscuridad de muchas maneras como el adulto. Al parecer, muchas de las inquietudes son en la noche-especialmente el insomnio. Pero te tengo buenas noticias. Dios está con nosotros dondequiera que vayamos.

Escucha al Salmista: “si yo digo, ?ciertamente las tinieblas no me encubrirán. ¿A dónde puedo ir de Tu Espíritu? ¿A dónde puedo huir de tu presencia? Si yo subo al cielo, tu estas allí. Si hago mi cama en el lugar de los muertos, Tu estas allí. Si yo habitara en la parte más alejada del mar, aun allí tu mano me sostendrá.

Al igual que un Padre amoroso, Dios nos ofrece su mano para sostenernos en los tiempos oscuros. El nos lleva a través de la oscuridad y nos deja en un lugar seguro.

Imprimirse